miércoles, 26 de diciembre de 2007

Concha García: influencias, referencias y background

Todo escritor reconoce estar marcado por unas influencias. Cuando preguntamos a algún novelista o poeta quiénes son sus referentes, recibimos como respuesta una larga lista de nombres y títulos. Hay una frase que nos viene bien al caso, y es esa que dice que cada uno es lo que lee, lo que ve y lo que vive. Es decir, nuestro carácter -personal o literario- viene marcado por unas experiencias vividas, ya sea el haber leído un libro, haber visto una película o haber experimentado ciertas aventuras. Así, uno puede hacer frente al presente y al futuro. Se trata de lo que en inglés se denomina background o, dicho en nuestra lengua, el bagaje de cada uno.

Y nuestra poeta, Concha García, no es menos. Si le preguntamos cuáles son sus referentes, nos dirá, en primer lugar, que no solamente se limitan a la literatura. Nos dirá, por ejemplo, que en su adolescencia leyó tanto cómics como fotonovelas, que eran un "vehículo retrógrado para transmitir el culebrón del amor romántico". Además, afirma estar marcada por algunos pintores, como Remedios Varo, Edward Hopper, Frida Kahlo o los pintores flamencos... No duda en decir que es una seguidora de cantantes como Patty Smith, Janis Joplin, Leonard Cohen, Lou Reed, Laurie Anderson, además de la música clásica o la brasileña. Todo ello ha ayudado a forjar ese carácter literario con un estilo tan personal.

Y, evidentemente, no podemos obviar a esos otros escritores que andan en el subconsciente de Concha García. Son Walter Benjamin, Wittgenstein, Clarice Lispector, María Zambrano, Ingeborg Bachman, Séneca, Dorothy Parker, Jim Thompson, Marguerite Yourcenar, Antonio Machado o las ideas entorno a la lírica de Hilde Domin y Gadamer.

Además de otras referencias literarias, como El libro del desasosiego de Fernando Pessoa, Diario de W. Gombrowicz, La vida del espíritu de Hannah Arendt, entre otras.

Todo este montón de referencias culturales -no sólo literarias- son pequeñas partes de la vida y la obra de Concha García. Solo nos quedaría un detalle para acabar de rizar el rizo de sus influencias. Y es el carácter humano, es decir, uno también crece con las personas que le rodean y eso es palpable en cualquier acto de creación que se lleva a cabo. Las personas, las relaciones humanas, son importantes para los escritores -sobre todo si son poetas-.

Esas influencias, esas experiencia, conforman ese TODO que son el motor de su poesía.

Manel Haro (texto y fotos).

No hay comentarios: